¿Tenemos en realidad un alma gemela?

Existe nuestra alma gemela


Psícologos afirman que creer en la existencia de un alma gemela, específicamente para una persona es una expectativa poco realista y que ha causado muchos problemas entre individuos y parejas. 

 

VEAMOS DE DONDE SURGUE ESTA IDEA


La biblia en el libro de Genesis: 2:21-24 nos cuenta que Dios creo a ADAN de la costilla de EVA, ellos eran “una sola carne”. Esto significa que: Aunque se hayan separado, siempre serán uno sólo. 

Dios decidió lo mismo para el matrimonio. Al unirnos como esposos pasamos a ser uno. 



 

 

En los años 385–370 a. C. Platón nos dice que:  

“Zeus nos cortó por la mitad como castigo por nuestro orgullo y estamos destinados a vagar por el mundo en busca de nuestra otra mitad para estar completos”. 


Y aunque esta afirmación forma parte de un dialogo literario llamado “El banquete”, esta creencia ha sido adoptada por muchas culturas y siguen vigentes hasta nuestros días, como, por ejemplo:  

La leyenda japonesa del HILO ROJO DEL DESTINO: La cual nos dice que aquellos que estén unidos por el hilo rojo están destinados a convertirse en almas gemelas, y vivirán una historia importante. No importa cuánto tiempo pase o las circunstancias que se encuentren en la vida. El hilo rojo puede enredarse, estirarse, tensarse o desgastarse… pero nunca romperse.¿Romántico verdad? Este hilo es invisible y solamente puede ser visto por personas con dotes divinos.


  

Para terminar de arraigar esta creencia en nuestras vidas, Walt Disney funda en 1923 el estudio cinematográfico Disney. Aquí se crearon películas maravillosas sobre princesas que, con solo ver a su príncipe una vez, florece el amor y viven felices para siempre. Pues estaban destinados a estar juntos.




Si desde nuestro nacimiento nos han contado que necesitamos de otra persona para ser felices. ¿Nacemos incompletos? ¿Qué puede estar mal con eso?  

 

Críticas sobre las creencias del alma gemela

Muchas personas a pesar de tener todo lo que quieren y necesitan en la vida para ser felices, no logran serlo por que sienten que están incompletas. Les falta alguien para que su felicidad sea plena. Por ese afán de encontrar a su alma gemela, se entregan a una relación toxica. 

 

 

Otras no se atreven a iniciar proyectos o viajes hasta no encontrar a su otra mitad y piensan que su vida mejorara considerablemente, cuando su alma gemela llegue a ella. Cuando estás personas consiguen pareja desarrollan una dependencia emocional muy fuerte.  

 

Los Psicólogos también se han dado cuenta que los matrimonios entre “almas gemelas” son más frágiles:  

Los que no tienen un enfoque en el alma gemela son más estables. ¿Por qué?

  

1) Si es mi alma gemela se supone que está destinado para mí y debe intuir que me pasa, saber que quiero y cuando lo quiero. Debe conocerme muy bien. Esto claramente no es correcto. Las bases de una relación exitosa es la comunicación. Ninguna persona puede leer la mente de su pareja.  

2) Las almas gemelas tienden a idealizarse como personas perfectas hechas a nuestra medida, y ante cualquier traspié nos cuestionamos ¿Será realmente la persona destinada para mí? Y la relación se tambalea.  

3) Las parejas que no tienen ese enfoque, saben que nadie es perfecto, y que depende de ellos resolver y seguir cultivando el amor. 

Para ello es importante seguir cultivando ese deseo, estimulando nuestros sentidos usando lencería para los encuentros más íntimos, por ejemplo. (dale clic aquí y ve por la tuya).



CONCLUSIÓN

Todos los seres humanos estamos completos y sólo nos necesitamos a nosotros mismos para ser felices y cumplir nuestros sueños. Si no nos crees intenta liberarte de todas esas creencias limitantes y verás como tu vida y tu relación se transforman por completo.

siguenos en las redes sociales

compra ahora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses cookies to offer you a better browsing experience. By browsing this website, you agree to our use of cookies.