Lencería Sexy VS disfraz Erótico ¿Cuál debo utilizar?

lenceria o disfraces sexy



Desde ya varias décadas, el ser humano ha comenzado a descubrir su cuerpo para disfrutarlo en su máxima expresión. Hemos detectado, entre otras cosas, que hacer ejercicios y comer de forma saludable, contribuyen a tener una mejor calidad de vida, con menos enfermedades y con la posibilidad de vivir más tiempo.





 

También nos hemos dado cuenta que tenemos millones de células nerviosas y órganos que han desarrollado su capacidad para llenarnos de placer sexual. Desde un punto de vista evolutivo, si el ser humano o cualquier otra especie cercana a nosotros, no experimentará placer en el acto sexual, su capacidad reproductiva sería un FRACASO. A esto se le conoce LA TRAMPA DE LA REPRODUCCIÓN. En efecto, el sexo es un acto cuyo fin último es alcanzar el PLACER, y su consecuencia “buena” o “mala” es el embarazo, dependiendo del punto de vista. 


 

 

Así mismo, y aunado al derribamiento de los tabúes que se han generado en torno al sexo, se ha comenzado a colocar elementos externos a las relaciones sexuales, para que estas sean más excitantes, divertidas, placenteras, dejando atrás el viejo mito que la función principal del sexo es la reproducción de la especie.  

 

Una de tantas variaciones que hemos generado es colocar prendas y/o elementos de vestir para sentirnos más deseadas y excitar más a la pareja, estimulando su vista y por ende sus más íntimas fantasías sexuales. Aquí es donde surge la LENCERÍA SEXY y los DISFRACES ERÓTICOS 

 

Pero, a la hora de querer tener una experiencia sexual muy intensa ¿Cuál debemos elegir?





 

La respuesta correcta estará ligada a nuestros gustos, fantasías, presupuesto y utilidad de la prenda. 

 

 

¿Dónde y cuándo utilizar lencería? 


 

Sin lugar a dudas, la lencería tiene más usos prácticos. Puedes utilizar los conjuntos, bodys o hilos de forma diaria para sentirte sexy sin necesidad de tener un encuentro sexual. También la puedes usar para tener un encuentro íntimo y repentido en horas laborales en alguna oficina o lugar escondido y satisfacer esta generalizada fantasía, como en las novelas eróticas. Sin duda sería más difícil cumplir este antojo con un disfraz erótico. 

 

 

Por su parte, los bodys, corses y top de encaje se puede utilizar de forma exterior para ir al trabajo o en una cena romántica, como forma de seducir directa o indirectamente a la persona indicada y luego para poner más picante el acto sexual. En el mundo actual ya es permitido socialmente utilizar este tipo de prendas en público sin ningún problema, pero aún, no está bien visto socialmente, salir en un disfraz erótico, al menos que sea en Halloween. (Ver caso de la mujer que camino desnuda amarrada por un extranjero en el sector de Provenza, El Poblado- Medellín).

 

Así mismo, un conjunto o body de encaje sumado con un accesorio como un antifaz, arnés, látigo ya se transformaría inmediatamente en un lindo disfraz, cuyo uso puede continuar luego de la intensa jornada. 





También te puede interesar: 7 Beneficios de utilizar Lencería

 


Otro punto a favor de la lencería, es cuando las parejas tienen niños pequeños u otras personas que continuamente pueden estar registrando nuestra ropa, estas prendas pasan más desapercibidas, sin la necesidad de pasar un momento incomodo o estar dando explicaciones.  

 

 

¿Y cuándo utilizar disfraces eróticos?


 

Por su parte, los disfraces sexys, generalmente se usan en lugares muy íntimos, como moteles, hoteles, bares swingeres y están estrechamente relacionados a satisfacer nuestras fantasías sexuales o las de la pareja. Meternos en el personaje con todo y uniforme puede ser una de las experiencias más lujuriosas, que pueden desencadenar acciones que en nuestra vida convencional no haríamos. Tendremos licencia para hacer lo que queramos y echarle la culpa a la personificación.  

 

Convertirnos en la conejita Play Boy, la mujer maravilla, la mucama, la bailarina árabe o la princesa de Disney nos llevará a otro nivel de excitación. Lo único malo es que luego de finalizar la copulación, debemos quitarnos el traje y volver a nuestras vidas normales, donde generalmente se esconde el disfraz o se deja tirado en la cama de la habitación del motel.  La segunda postura el mismo disfraz no causaría el mismo efecto.  





Tanto usar lencería erótica o disfraces sexys son experiencias que debemos vivir constantemente, casi a diario, para tener vidas más emocionantes y apartarnos de la dañina rutina que nos agobia constantemente. Sea a solas, en pareja o en un grupo mayor, el sexo es uno de los elementos que contribuyen a tener mejor calidad de vida tanto o más como hacer ejercicios y comer comida saludable. No te restrinjas nunca y haz realidad todas las fantasías que pasen por tu mente. Usa toda la LENCERÍA O DISFRACES que gustes.

siguenos en las redes sociales

compra ahora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses cookies to offer you a better browsing experience. By browsing this website, you agree to our use of cookies.